Andrés Gil Martínez “Vitorero”

Todavía recuerdo como una vez de camino a la Universidad en Valencia, alguien me reconoció del pueblo y al pasar por su lado me dijo: “¡Agua Virgen de Belén!”, a lo que yo contesté automáticamente “¡Agua!”. Jamás supe quien era, no lo conocía, pero los dos compartíamos una conexión. Nunca se me hubiera ocurrido decir una sola frase tan apropiada que nos identificara a ambos y nos hiciera sentir tan cercanos.

En los tiempos que corren no es fácil mantener las tradiciones y mucho menos si éstas pasan de padres a hijos. Andrés, buena gente donde las haya, apostó desde pequeño por mantenerla y por continuar la promesa que hace 309 años realizó su antepasado Antón Gil, molinero de profesión.

Cuenta la historia que aquel molinero recogió del campo de Batalla (Almansa, 25 de Abril de 1707) una gualdrapa, un morrión y una alabarda y , que con ellas, entró en la Iglesia de la Asunción dando vítores a la Virgen y anunciando, a todos aquellos que bajo el sagrado se resguardaban, la salvación de la población del saqueo y de su probable exterminio. A partir de aquel día prometió salir acompañando a la Virgen de Belén cada vez que saliera de la Iglesia y que así lo harían sus descendientes. Así se ha producido de manera ininterrumpida durante todo este tiempo. Andrés Gil, al fin y al cabo es historia viva y raíz de lo que somos como sociedad.

Hoy, en la romería, volveremos a escuchar sus vítores ¡¡¡Vítor a la Virgen de Belén!!! ¡¡¡Y al niñico también!!! ¡¡¡Agua Virgen de Belén!!!

4 comentarios en “Andrés Gil Martínez “Vitorero”

  1. Pedazo de foto!!!!!! Me alegro mucho de tener compañeros con tanta calidad, mi más sincera enhorabuena

Los comentarios están cerrados.