Archivos mensuales: julio 2016

José Ignacio Navalón Castillo

En esta imagen podemos ver a José Ignacio Navalón Castillo preparando una de sus creaciones, un helado de crema catalana, acabando que tostar el azúcar, hielo y fuego en el mismo recipiente.
Aún recuerda como su madre le encargó al sastre Sr Boluda un traje negro con pajarita con el cual y con tan sólo 6 años salía al salón a presentar las tartas de las comuniones. Poco más tarde cuando contaba con la edad de nueve años y tras una operación que sufrió su padre, su función se transforma en la de recibir a los novios en el salón y de cortar la tarta nupcial ante los recién casados. Guardarropas, ayudante de cocina, pinchadiscos y poco después camarero y tras el servicio militar jefe de camareros. Un buen día y debido a la famosa “crisis” decide junto a su cuñado y hermanos abrir una yogurteria-heladeria, TUYOGOOD. En su afán de aprender y mejorar realiza cursos en Jijona y finalmente ingresa en la Universidad de Alicante donde realiza el curso de “Experto en helados artesanos”. Poder realizar sus propias recetas naturales, saber que está usando las mejores materias primas de la más alta calidad es fundamental para José Ignacio que se siente muy satisfecho de ofrecernos un producto que nos aporta grandes beneficios nutricionales y además el placer de degustarlos en nuestro paladar. ¿Que más se puede pedir?.

José Ignacio y su familia son sin duda todo un ejemplo de trabajo, superación y humildad día a día en sus “Salones Ramona”.

Luis Ruano

Compartimos desde hace casi 25 años un mismo espacio de trabajo, Galerías Rambla Centro. Cada mañana o cada tarde, según su turno, no nos falta un café acompañado de una breve tertulia y alguna que otra risa, y de nuevo vuelta cada uno a su tarea.
Persona trabajadora, habilidosa, ingeniosa y sobre todo servicial… Para los que tenemos el placer de conocerlo y compartir con él su trabajo podríamos decir que igual vale para un roto que para un descosido…, con la misma facilidad te pinta una pared que te monta un espectacular Belén navideño, lo cual dicho sea de paso lo hace con gran sensibilidad y maestría. Cada año un Belén diferente donde artesanalmente elaborada toda la infraestructura, para luego darle vida con esas figuras que minuciosamente coloca.
Pero esa no es su única afición… Ocupa el poco tiempo que le queda libre en pasear por el campo, especialmente por la zona de El Ralenco donde se crió… Es un amante y gran conocedor de todo lo que da la tierra; con él ir a coger caracoles o setas es éxito seguro.
Luis Ruano es todo eso y mucho más… pero sobre todo es amigo y compañero.

Autorretrato – Sebastián Cantos

El fondo son algunas de mis entradas de conciertos y Festivales de música, desde el primer Festival internacional de Benicassim (1995) al cual estuve asistiendo los diez primeros años, hasta el proximo low cost festival (2016), llevo 22 años seguidos asistiendo a este tipo de eventos por todo el territorio nacional, siempre acompañado de amigos con los cuales hemos tenido muy buenos momentos.Esta es otra afición que tengo desde antes de la Fotografía.

Ana Belén Berenguer García

Ver y escuchar a Ana tocar el violonchelo te conmueve y te emociona. Detrás del chelo está muy concentrada, pero sobre todo transmite sensibilidad y pasión. Posee una sonrisa perenne y una risa que contagia a todo el mundo. Es una mujer luchadora y entusiasta.

Ana Belén Berenguer García estudió en el Conservatorio de Madrid y en The Swedish National Orchestra Academy de Göteborg (Suecia). Forma parte de La Orquesta Sinfónica Ciudad de Elche y es profesora en el Conservatorio de Godella (Valencia).

Ahora está volcada en un nuevo proyecto de Fusión Flamenclassic llamado “En Clave de CLOT”, un grupo del que forma parte con otra maravillosa violinista y tres grandes artistas flamencos del barrio del Cabañal de Valencia. Interpretan con gran pasión obras clásicas del barroco y versiones propias inspiradas en clásicos del flamenco.

Esperamos verlos muy pronto por Almansa.

Además, entre otras cosas le encanta viajar y bailar “Lindy Hop”

Juan García Fito

Almanseño de la generación del 77. Apasionado de la tecnología, termina sus estudios como técnico superior en informática.
Actualmente ejerce como “médico de las máquinas” arreglando todo ordenador que se resiste a funcionar bien, demostrando gran profesionalidad y dedicación.

Sus aficiones, muy normalitas; le gusta el terror y la fantasía, el manga, la música “nu-metal”, que escucha cada vez que tiene ocasión (y yo salgo loco) y los deportes extremos; barranquismo, snowboard, saltar de algún puente…

De corazón noble y excelente persona, le agradezco tenerlo como compañero de batalla en el día a día laboral.

Antonio, José y Paloma, una familia de impresores.

Escribir sobre la familia Molina me lleva irremediablemente a recuerdos de mi infancia en los que camino del colegio, tantas y tantas veces y siempre al filo de las nueve de la mañana, entraba en la papelería para comprar un lápiz, o tal vez un bolígrafo Bic al que siempre al principio, y aún no sé muy bien porqué, había que echarle el aliento en la punta para que así empezara a describir curvas caprichosas en la última hoja de alguno de mis cuadernos. Quizás pedía que me dieran una libreta de dos rayas para intentar mejorar esa caligrafía que tantos quebraderos de cabeza le producía a mi maestro.

Se funda la imprenta Molina en el año 1909 por D. Antonio Molina Quintero, abuelo y bisabuelo respectivamente de los retratados, pasando la empresa de padres a hijos hasta un total de cuatro generaciones, siendo Paloma y Jose sus actuales gestores.Es pues una empresa centenaria y un referente en el sector de las artes gráficas en nuestra ciudad. A lo largo de los años en que funcionó como imprenta, se fueron instalando nuevas y más modernas máquinas de impresión y colecciones de tipos tipográficos que la convirtieron en una empresa puntera en donde trabajaron y aprendieron el oficio un buen número de almanseños. En la actualidad aún se conservan algunas de estas máquinas, como la guillotina que aparece en la foto.

En sus talleres vieron la luz periódicos como:

– “El candil” (1910).
– “Claridades” (1916).
– “Corazón” (1917-1965) escrito por el maestro D. José Conde García.
– “El eco de Almansa” (1927-1929).
– “Meca” (1935).
– “El pasaje” boletín informativo municipal editado por el Ayuntamiento.
– “Almansa” (1975-1976).
– “Revista oficial de Semana Santa (1956-1965).
– Programas y revistas de Fiestas Patronales (en distintas épocas desde 1913 a 1965).

Sirva esta relación para valorar la importancia que a lo largo de los ciento siete años de existencia, la empresa Talleres Gráficos Molina S.L ha tenido en el devenir cultural y social de nuestra ciudad.

Quiero por último dedicar mi agradecimiento a la familia Molina, ya que la redacción de este texto me ha permitido recordar vivencias de mi niñez. Así mismo, elogiar la disposición y amabilidad que me han mostrado al hacerles este retrato.