Guillermo Soler Piqueras

Con él, la persona más importante en mi vida, mi hijo, tengo el honor de despedir la serie fotográfica del proyecto “Almansa 366 retratos”.

Por las manos de este niño de ocho años han pasado todo tipo de instrumentos de juguete: empezó con la percusión siendo un bebé, y ya con conciencia musical ha hecho sonar el saxo, la trompeta, guitarra, órgano, violín, .. . Con sólo seis años, decisión rotunda y propia, eligió el trombón de varas como instrumento “de verdad”, que esperemos siga tocando con el mismo afán que hoy.

Además de esto, disfruta al máximo de todo lo que hace: el cole, atletismo, patines, viajes, … . Es un niño disciplinado, versátil, al que puedes llevar a cualquier sitio, pues tiene una capacidad de adaptación tremenda.

Podría seguir, pero … “se me ve el plumero”.

Ha sido un placer participar en este proyecto y agradezco a las cabezas pensantes del mismo por sacar adelante iniciativas que nos hacen mantener activa nuestra afición por la fotografía. ¡FELÍZ 2017!.


Un comentario en “Guillermo Soler Piqueras

Los comentarios están cerrados.