Archivos de la categoría Jerónimo Soler

Guillermo Soler Piqueras

Con él, la persona más importante en mi vida, mi hijo, tengo el honor de despedir la serie fotográfica del proyecto “Almansa 366 retratos”.

Por las manos de este niño de ocho años han pasado todo tipo de instrumentos de juguete: empezó con la percusión siendo un bebé, y ya con conciencia musical ha hecho sonar el saxo, la trompeta, guitarra, órgano, violín, .. . Con sólo seis años, decisión rotunda y propia, eligió el trombón de varas como instrumento “de verdad”, que esperemos siga tocando con el mismo afán que hoy.

Además de esto, disfruta al máximo de todo lo que hace: el cole, atletismo, patines, viajes, … . Es un niño disciplinado, versátil, al que puedes llevar a cualquier sitio, pues tiene una capacidad de adaptación tremenda.

Podría seguir, pero … “se me ve el plumero”.

Ha sido un placer participar en este proyecto y agradezco a las cabezas pensantes del mismo por sacar adelante iniciativas que nos hacen mantener activa nuestra afición por la fotografía. ¡FELÍZ 2017!.


Gabriel Soler Rodenas

Gabriel Soler Rodenas, mi padre, almanseño de pura raza. Es el pequeño de cinco hermanos de una familia conocida en Almansa por “los herraores”.

Casi toda su vida ha trabajado en el sector de la madera como pulimentador, lacador o restaurador de muebles. Con sólo 14 años comenzó su andadura profesional en la fábrica “Sanchez Aura” en la que estuvo hasta su cierre. Posteriormente trabajó unos años en muebles “TOGAR”, hasta que decidió que era el momento de establecerse y formó su propio negocio llamado “Lacados y Barnizados Gabriel”. Hace unos años terminó su actividad y, ya jubilado, somos sus hijos quienes continuamos con este negocio. Luchador y trabajador incansable, un ejemplo para mi y mis hermanos y por ello dedico hoy este retrato y éstas palabras a ésta persona tan importante en mi vida.
Gracias papá.

Vicente y Antonio Griñan

Vicente Griñán Megías y Antonio Griñán Madrona, padre e hijo respectivamente, almanseños de nacimiento y conocidos por su trabajo con el reciclaje.Vicente aún recuerda cuando hace casi 40 años empezó su labor profesional con una pequeña furgoneta. Ahora, ya jubilado es su hijo Antonio el gerente de la empresa “RECICLADOS ALMANSA”, que cuenta con una pequeña flota de camiones preparados para recoger y transportar cualquier material. Hoy día reciclan toda clase de residuos peligrosos o no, como chatarra, cobres, aluminio, latón, plomo, cartón, plástico, …etc.

Amigos de sus amigos y excelentes personas.

José Almendros Calatayud

José Almendros Calatayud, es digno de admirar como este almanseño , que en septiembre cumplirá 93 años, todavía mantiene esa vitalidad y esas ganas de hacer cosas que toda su vida ha tenido.
Nacido en 1923, transcurrió su vida laboral , primero como transportista y después junto a su mujer Carmen y su hija Reme una de las primeras tiendas de alimentación “El Grupo”, aquellas tiendas de barrio hoy casi extinguidas en Almansa.
En la actualidad combina su tiempo entre el centro de mayores y sus faenas artesanales como el trabajo del esparto.
Tres hijos, seis nietos y cuatro biznietos son su legado familiar.
Mi homenaje a éste abuelo y a todos los mayores de Almansa que llevan su vejez con dignidad y que son la parte más reciente de nuestra historia.

0830 - Jero Soler - Jose Almendros Calatayud - WEB

 

Pegaso

Andrés Leal Cano, más conocido por “Pegaso”. Apasionado de la música y el deporte, practicando como favoritos skateboard y natación. Actualmente es cocinero del Hotel Restaurante Los Rosales. Su afición a los tatuajes comenzó a finales de los 90 a la edad de 20 años. Tiene casi el 70% de su cuerpo tatuado, y entre sus favoritos destaca el tradicional “Japonés” y “el Americano”, todos con sus propios significados; por eso forman parte de él y de su vida. “Es como una forma de expresar tus sentimientos, exponiéndolo en tu piel hacia las personas y sobre todo hacia tu persona”.
Excelente persona que, nada más conocer, transmite energía, vitalidad y buen rollo.

Combo Calada

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Pablo López “Nano” (batería), Oscar García (trombón), Pablo Cortés (voz y guitarra), Pablo Armenteros (guitarra), Alberto Correoso (bajo), Guillermo Martínez (trompeta), Carlos Torres (percusión y coros) y Albert Almiñana (saxo tenor).
Todos juntos forman Combo Calada, un grupo de música almanseño de género reggea y ska en sus comienzos allá por el año 2009 y que actualmente incluyen nuevos sonidos y estilos como la rumba, el funk, la cumbia y el mestizaje llegando a alcanzar el sonido tan fresco que les caracteriza. La banda ha obtenido varios premios en concursos musicales e incluso en 2014 realizo una gira. Muy pronto verá la luz el último trabajo de la banda llamado “Aunque no haya luz” el cual tiene muy buena pinta por lo visto en el videoclip de presentación con la canción “En el hoyo”.
Estoy seguro de que van a llegar muy lejos. Ánimo y seguid así.

Vicente Rosique

“La desnudez para mí no es una provocación; es simplemente una simbología. Con nada venimos y nada nos llevamos. Cuanto menos poseemos menos tenemos que defender; más libres conseguimos ser”.
Vicente Rosique de Paz nace en Almansa un 20 de marzo de 1972, hijo de Miguel, el Payo y Florencia, charcuteros del Mercado Central de Almansa. Enfermizo desde su más temprana infancia, se cría siendo el pequeño de tres hermanos. Sobreprotegido y consentido, va forjando su carácter libre y bohemio. Siempre lleva un lápiz encima. Viendo su interés por el dibujo, sus padres lo apuntan a la Academia del pintor Sergio Sarrión, donde repite hasta la saciedad láminas de Emilio Freixas. De caras, orejas y narices… Caras, orejas y narices… Gana un concurso de christmas a los 7 años y empieza a intuir lo que le gustaría ser, aunque necesitará 30 años más para tomar esa decisión. Se independiza a los 17 y se lanza al mundo ávido de experiencias. Vive en ciudades como Alicante (cinco años), Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca y Valencia. A los 28 toma una de las grandes decisiones de su vida: desprenderse de todas sus posesiones y lanzarse a viajar con poco más que su mochila y su lápiz. Conoce países como Paraguay, Uruguay, Chile, Argentina (donde vive un año), Bolivia, Estados Unidos, Canadá (donde se instala otra temporada)… Pero sobre todo, le roba el corazón Brasil, donde encuentra una islita paradisiaca cerca de Bahía. Allí se instala ocho años.Tras todos estos viajes decide regresar a su tierra natal, pues una de las cosas que aprende en ellos, es que no es importante el sitio donde te encuentres, sino cómo tú te sientes y la gente que te rodea. Ya cerca de los suyos ocurre otro acontecimiento que revela su destino: Javier Sendra lo apadrina como artista. Hoy en día sobrevive solo de su arte. Vicente Rosique sigue viajando con su mochila y su lápiz por su ciudad natal, descubriendo e inventando mundos afanosamente en ella. Persona y personaje crecen a la vez que se revela a través de su obra, con una complicada vocación de “profeta en la tierra propia”. Hoy, a sus 44 años, después de ser fotografiado, nos lanza un mensaje:
“La vida, para mí, es un sinfín de “holas” y ” adioses”. La vida real es compleja. Todos cometemos errores, todos tenemos limitaciones. Y eso significa, viéndolo desde el lado positivo, que todos tenemos algo en común.Cuanto más nos esforcemos en entender a los demás, más excepcionales llegaremos a ser”.

José Blas López

José Blas López López, nacido en Almansa el 19-10-1961, hijo de ” Barza ” y ebanista de profesión. A sus 55 años ya acumula 41 en esta profesión: 11 en Muebles Togar, 5 en cooperativa y 25 como dueño de su propia carpintería ” Diseños López “. Casualmente suma los mismos años como carpintero y músico pues ingresó en la banda en 1975 donde continúa tocando el trombón de baras. Excelente profesional, músico y mejor persona. ¡ Felicidades ! pués, además, hoy es tu santo.

Damian Piqueras Fernandez

Maestro desde 1965, su primer destino, con tan sólo 18 años fue El Arguellite (aldea de Yeste), lugar que recuerda con especial cariño. Ya en Almansa, desarrolló la mayor parte de su labor docente en el colegio Duque de Alba, hasta que un cambio de ley motivó su traslado al IES Herminio Almendros, donde se jubiló en el año 2007. A lo largo de toda su vida profesional defendió los derechos de la escuela inclusiva y ofreció a sus alumnos oportunidades y vivencias únicas que todavía hoy tienen muy presentes.
Quienes le conocen bien, destacan su enorme paciencia y actitud abierta ante la vida.
Actualmente dedica su tiempo a aquello que más le gusta: la lectura, la pintura y viajar.